Vale, ya soy coach certificado… ¿Y ahora que?

por | Nov 23, 2020 | Vencer inseguridades para coaches profesionales | 0 Comentarios

Vale, ya soy coach certificado, ¿Y ahora qué?

Si, bajo el papel lo tuve siempre claro, me certifico y ya venga, emprendo la carrera profesional, pero a la hora de la verdad, pasé un tiempo sin ser capaz de dar el siguiente paso.

Esto ya no tenía nada que ver con ir aprendiendo la profesión, y poco a poco, fui comprendiendo, que en mí, habitaban mucho miedos que durante mi formación no se manifestaban, y ahora en la hora de la verdad allí estaban, por citar algunos pocos;

  • Miedo a escribir en redes sociales.
  • Preocupación a cobrar por mis servicios.
  • Miedo a emprender.
  • Incertidumbre en como ofrecer mis servicios.
  • Crear una página web.
  • Miedo a perder dinero.
  • Vergüenza por promocionarme.
  • Miedo a fracasar.
  • Y la lista seguía con un amplio tiene un amplio etc.

Hasta me bloqueaba el pensar hacer fotos para mi web.

Y después claro pasé una etapa donde hacia muchas cosas.

Leía de como emprender, me seguía formando, etc.

Pero siendo honesto conmigo mismo, empleaba, mucho tiempo en estas actividades, pero no avanzaba, seguía en mi zona de confort, como un hámster corriendo intensamente en su ruedita dentro de su jaula.

 

Si tú estás en esta situación, te invito a que consideres las siguientes acciones que a mí me sirvieron.

 

  • Enfócate totalmente, y declarar que nada te va a parar hasta conseguirlo.

Si has estudiado coach, entenderás ya el poder de las declaraciones.

En mi caso, esta declaración me ayudo a fortalecer y tomar firmeza en mi propósito.

Todas las mañanas me peguntaba.

– ¿Para que esto es importante para mí?

Esto me generaba un fuerte sentido, y me conectaba con lograrlo, como  con una cuerda que me guía y a la que me sostenía con fuerza en los momentos de duda.

– ¿Qué tengo que hace y dar para conseguirlo?

Lo entendí como un intercambio, vale quiero ser profesional del coaching muy bien, ¿y qué voy a dar a cambio?

En mi caso fue, tiempo, dinero, muchísima dedicación en aprender, y la mayor parte de mi energía diaria se la entregaba para que el trueque se diera.

– ¿A que estoy dispuesto a renunciar?

Es importante entender que no es solo una cuestión de dar, ese tiempo, dinero y energía, significó menos tiempo de ocio y familiar, menos dinero para viajar y ser disciplinando económicamente, etc. Pero sabía que, en el fondo, valía la pena.

Y tú ¿A qué estás dispuesto a renunciar?

 

¿Cuál fue la última vez que declaraste algo con firmeza? Y ¿A qué resultados te condujo?

 

  • Encontrar buenos mentores y coachees que te guíen y poder seguir avanzando.

 

Aunque parezca mentira, a veces el mero hecho de no saber que hacer desmotiva, porque en esta situación es fácil no ver salida ni posibilidad. En estos casos, un buen guía ayuda mucho a ver las cosas más claras y a dar el siguiente paso, aunque ten claro que tendrás que hacer y aprender cosas nuevas, el reto, sigue siendo el reto.

 

¿Cuál es tu capacidad para reconocer que necesitas ayuda?

 

  • Acción masiva.

 

El ensayo error es perfecto, lo que a veces no estamos preparados somos nosotros, que podemos tener muchos miedos e inseguridades, que pueden bloquearnos de hacer, lo que es preciso hacer, la acción masiva requiere de

valentía, resiliencia, pensamiento positivo, análisis, repetición, reflexión, para poco a poco ir mejorando y avanzando.

 

¿Cómo eres cuando intentas algo hasta lograrlo?

 

  • Crear redes de contacto.

 

Tener claro que crear contactos y conexiones abre nuevas posibilidades. Por un lado, nuevos contactos te pueden permitir conocer a clientes y a nuevos contactos, para generar nuevas oportunidades.

Piénsalo, como si fuera una selva, cuanto mayor es tu red de contactos, mayor es esa selva donde poder conseguir clientes.

Por otro lado, puedes aprender y descubrir nuevas formas de seguir avanzando, resultado que obtendrás de las conversaciones con nuevos contactos.

 

 ¿Cómo es tu red de contactos?

 

  • Pedir y Ofrecer

Esto es algo que a mi particular mente me daba mucha vergüenza.

Pensaba que si pedía, era una cara dura y si ofrecía, pues era un interesado.

 Pensamientos que sí estaban en algún lado, ese lugar era simplemente mi mente.

Gracias a las herramientas de coaching que ya poseía pude ver que eran mis juicios y pude transformarlos.

Pedir y ofrecer al igual que generar redes de contactos abre nuevas posibilidades, a demás una de las acciones importantes en la relación con tu red de contactos es poder pedir y ofrecer.

 

¿Cuál es tu habilidad para pedir y ofrecer?

 

  • Aprovecha tus recursos de coaching para seguir aprendiendo y desarrollando tus habilidades.

 

Tenlo claro, puedes matar dos pájaros de un tiro, recuerda que un coach es un maestro del aprendizaje, entonces que mejor que, aprovechar este proceso de reinvención e incertidumbre para poner en acción lo aprendido y convertirte en mejor coach.

En mi caso, desarrolle mucho más la escucha y la comunicación, planificación, hacerme cargo de mis miedos y mucho más 😊.

 

¿Aprovechas tus propios recursos de coaching para seguir aprendiendo y creciendo?

 

 

 

Emprender, es el arte de creer en tus sueños, dejando atrás la persona que fuiste,

Fran Pérez.

 

Si necesitas más ayuda en tu emprendimiento, ponte en contacto.

👇 👇 👇

info@sercoachprofesional.com

 

Si te ha servido comparte, dale a me gusta y comenta.

 

¡Un abrazo grande!

 

Fran Pérez de sercoachprofesional.com

 

¡Somos aprendizaje!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coach newsletter pop

¡Apúntate!

Aprende nuevas visiones del Coaching Ontológico y mucho más.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás un correo de confirmación.

Pin It on Pinterest

Compartir